Feliz año a

todos los lectores del blog. Esperamos que el 2010 os colme de… todo lo que queráis que os colme y que seáis felices, si es que eso es a lo que aspiráis en la vida.

Aprovechamos para daros las gracias por vuestra cordialidad y participación masiva en el concurso “¿Cómo bautizarías al nieto de los Jilipollas?”. Durante la primera semana de enero, o la segunda, ya veremos, anunciaremos quién ha sido el ganador del fantástico premio que tenemos preparado. Hasta entonces, disfrutad y, por supuesto, seguid leyéndonos.

Atentamente,

Las últimas mujeres.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

5 reflexiones breves producto del insomnio

1. En invierno hace frío. Por consiguiente es lógico que las temperaturas se desplomen, que nieve y que hiele,  que haya que ponerle cadenas a las ruedas del coche, encender la calefacción y dormir con dos pares de peucos.  Sí, sé que esto es absolutamente obvio y que debería ser tema de small talk, en lugar de portada de los periódicos y noticia estrella en la segunda edición del telediario. Pero. Alguien podría decirme que los medios se nutren de esto porque no hay novedades y en estas fechas, en fin, ya se sabe, parece que se para todo, ¡pero es que no es verdad! El mundo está que arde y sin embargo lo que más preocupa es el temporal de frío y nieve. Genial.

2. El nivel cultural de España da ganas de vomitar. O de pegarse un tiro. Tengo un amigo que dice eso, aunque a mí me parece excesivo; siempre se puede emigrar. Hasta que llegue el momento, sólo cabe eso: vomitar. Más de 3 millones de espectadores -según datos de elmundo.es- vieron la nueva cara de Belén Esteban en el programa de Jorge Javier Vázquez, ese payaso con gafas al que concedieron recientamente el Ondas al mejor presentador de televisión, apaga y vámonos. Y aunque yo no me cuente entre esos, he tenido que ver sí ó sí el resultado. Porque está en todas partes. Y el resultado es espeluznante. De verdad, no es por hacer un pareado, pero esta mujer ya no es una mujer, sino una mutante. Pero al menos tiene algo de cerebro: quiere forrarse y sabe cómo hacerlo. No se puede decir lo mismo, sin embargo, de los teleespectadores, de la gente que ha catapultado a esa chica de barrio cuyo único y dudable mérito en su vida es haber tenido una hija con un torero, a la categoría de super heroína, de madre coraje, de modelo a imitar.

(Desconozco si entre los lectores del blog habrá algún fan de la susodicha, pero de ser así seguramente habrá dejado de serlo. Lector, digo. Los fanatismos ya se sabe que nos acompañan hasta la muerte… Pero, en fin, si además de fan es transigente y sigue siendo lector puede proponer a Belén Esteban como nueva santa patrona del blog. La candidatura se tendrá en cuenta si deja más de cien comentarios. Y si logra del modo que sea que se me vayan las ganas de vomitar).

3.  Si hay un país que está más atrasado que España, es Italia. De lo contrario no se entiende que la opinión que los italianos tienen de ese impresentable a quien tienen por primer ministro haya mejorado notablemente después de que un loco le partiera la cara.  Si desde su imperio comunicativo se pusiera en marcha una campaña de recogida de firmas para su canonización… Bueno, mejor que no lo hagan.

4.  Hablando de campañas… Estoy pensando en montar una en pro del Bulldog Francés, ese perro pre-cioso, al que nadie de mi entorno mira con buenos ojos. No mirar con buenos ojos es decir poco, muchos han llegado incluso a descalificarlo (“¿ese perro? Pero si es horrible… Con el buen gusto que tienes no entiendo cómo te puede gustar”, “Es una basura”, “Es una patraña”, “Es una bazofia de perro”).  Y yo quiero decir que me encanta y enternece y que estoy harta de que la gente insulte a los bulldogs franceses por no cumplir los cánones de belleza perrunos. Seguro que si fuérais al colegio con un bulldog francés practicaríais contra él el “bull(d)ying”. Y no es justo.

5.  En Navidad tenemos que ser buenos.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Difícil elección

Inauguramos sección con una pregunta de difícil respuesta.

Observa estas imágenes:

Y ahora éstas:

Y ahora dime:  ¿qué preferirirías ser enano u obeso?

Yo lo tengo claro.

4 comentarios

Archivado bajo Difícil elección

The one

No sé qué criterios tienen en cuenta las grandes marcas a la hora de elegir a aquellos que protagonizarán sus campañas publicitarias. Bueno, algún día lo supe (o lo intuí) pero he dejado de tenerlo claro a raíz de… El otro día cuando descubrí lo que a continuación voy a mostraros me sorprendí tanto que no daba crédito. “¿Se han vuelto locos estos de Dolce & Gabbana?” Pero por si la que se había vuelto loca era yo (cosa que tampoco descarto), lo consulté con tres amigos. Estábamos cenando en mi casa y sin venir a cuento les mostré a estos tres personajes (Esper Mapuñito, Mister Brightside y Pepi Churra) el anuncio que había roto todos  mis esquemas.

-¿Qué os parece? -pregunté-. A ver, votad. ¿No creéis que ha sido un cambio a peor?

-Sí, sin duda. Gisele es mucho más linda -sentenció Esper.

-NO – respondieron indignados Pepi Churra y Mister Brightside-, Scarlett es la mujer más sensual del mundo.

La cosa quedó en tablas. Por eso me gustaría saber qué pensáis vosotros.  “¿¿¿¿Sobré qué???”, preguntará exasperado alguien. Ah, ya, que no lo he dicho. Pues sobre la nueva imagen del perfume “The one“, de Dolce & Gabbana. ¿Y por qué demonios me preocupa dicho cambio, habiendo tantos y tan importantes temas de actualidad sobre los que discutir -y diatribar? Pues sencillamente porque me declaro fan de dicho perfume. Y a consecuencia de ello, también de Gisele. Aunque he de aclarar que la primera vez que lo compré lo hice sin saber que ella era the one, literalmente. Tenía 60 euros y recuerdo que estaba en Denia, que era un día navideño y que lo compré en el Druni de la calle Campos. También recuerdo que estaba cabreada -no sé bien por qué- y que en cuanto me vaporicé se me pasó el cabreo y… Bueno, no voy a decir que me sentí como la diosa brasileña porque sería mentir (para eso no necesitaría un perfume sino fumarme y perder la conciencia), pero me sentí bien. Y eso, además de oler bien, por supuesto, es lo que se suele esperar de un perfume: que te haga sentir bien contigo misma.

Por eso cuando vi que me habían cambiado a Gisele por Scarlett Johanson me indigné. Primero porque, como ya he dicho, Gisele is -or was- the one; y en segundo, porque Scarlett Johanson por muy espectacular que sea, me parece mortalmente aburrida, además de una actriz de lo más mediocre que, como apuntó mi amigo Mister Brightside, está echando a perder su carrera, eligiendo papeles en films com Diario de una niñera. Decía Pepi que no están las cosas como para ir eligiendo papeles, que ella también tiene que comer… Y sí, claro, faltaría más. Además se nota que come bien, pero con lo que ha ganado a lo largo de su vida tiene para jubilarse y asegurarle el futuro a sus nietos.  Lo que puede que ocurra es que el tren de vida que llevan estas nuevas divas sea demasiado alto… En ese caso, sí, entiendo que tenga que actuar en películas mediocres. De hecho, son esas las que se le dan mejor.  En fin, ¿qué opináis? ¿Empezamos a recoger firmas para que vuelva Gisele?

Gisele BundchenScarlett Johanson

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Regreso provocado

Consideramos oportuno explicaros por qué Las últimas mujeres han permanecido en silencio durante un año. Fuisteis lectores fieles y activos, solidarios con los pobres negritos de África. Os merecéis, por tanto, conocer toda la verdad. ¿Estáis preparados? Bien.

Una de nosotras se fue lejos en calidad de abanderada de Las últimas mujeres. Se fue tan lejos que se fue a África con la noble misión de entregar vuestros donativos, que ascendían a la nada despreciable cifra de 10 euros con 20. Allí conoció a mucha gente, aunque no pudo hablar mucho porque desconocía el idioma autóctono y con el inglés tampoco se maneja-ba demasiado bien. Contrajo la malaria y el tifus -por ser una inconsciente, no porque en África se tenga que poner uno enfermo necesariamente; cazó el último león de la sabana, coció en una olla a un par de exploradores alemanes (uno de ellos se llamaba Andi, era estudiante de filología hispánica y amante de los cocos, hipos, cebras, impalas, cocos, hipos, jirafas, rinos, cocos), descubrió que bailando danzas tribales podía ponerse en forma… En fin, esas cosas. Con razón estuvo en ese continente más de un año.

Otra de nosotras se casó, aún lo está, de hecho, con un hombre que conoció en un concierto de La oreja de Van Gogh y Violadores del Verso. Congeniaron, congeniaron más y tres días después ya se habían casado. ¿En Las Vegas? Noooo, en la iglesia de Monteolivete.  Actualmente tienen dos hijos llamados Limpi y Dolorspalau.

Otra, sencillamente, se fue a su pueblo. Se ha pasado un año esquiando y tomando chatos de vino con los mozos mañicos.  Cuando las otras tres últimas mujeres contactaron con ella para decirle que ya era hora de que regresara, respondió: “¿¿ya?? ¿tan pronto, tío? ¡no me jodas, si llegué ayer!”.  Hasta tal punto, ya veis, llega su nivel de empanamiento.

Y llegamos a la última. Sabemos que se aficionó a Física y Química y que ahora mismo sufre anorexia, esquizofrenia y problemas con las drogas.

Probablemente es ella quien ha escrito este post.

Un saludo a todos y en especial a Gabriela, que con su infantil indignación por una entrada aquí publicada tiempo ha sobre una familia de gilipollas (¡sí, gilipollas, lo lees bien! ¡gi-li-po-llas!) ha hecho que Las últimas mujeres resurjan de sus cenizas.

Gracias y hasta la vista.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Síndrome post-vacacional

Hola queridísimos lectores, ansiosos de más entradas de las últimas mujeres.

Siento, sentimos, el retraso de la vuelta. Es difícil volver a la rutina después de unas vacaciones (merecidísimas). En nombre de todas nosotras, me reitero: sentimos el retraso.

Durante este curso va a ser complicado que escribamos tan a menudo como el pasado. Cada una de las componentes de este blog está en una parte distinta de Europa (bueno dos están juntas) y, como imaginaréis, en circunstancias Eramus nadie sabe lo que puede pasar.

Espero que nos hayáis echado de menos y que no nos hayáis olvidado porque ya estamos de vuelta.

Y para volver a la rutina he pensado en contar con vuestra participación: espero que podáis contarnos que habéis hecho este verano, cómo lo habéis pasado y si tenéis alguna anécdota graciosa que destacar. Así la vuelta será menos dura, aunque más nostálgica.

Encantadas de volver.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Summer sun

Por si alguien no se había dado cuenta:

nos hemos ido de vacaciones.

 

Disfrutad, untaos de protector y bailad la canción del verano hasta que os duelan los pies.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized